La furia de Hunapu el Volcan de Agua, la destrucción de una ciudad

Cuando Beatriz de la Cueva era gobernadora en 1541, un torrente de lodo destruyó la hermosa ciudad, conocida actualmente como Ciudad Vieja. Esto fue ocasionado por el Volcan de Agua. En aquel tiempo, el nombre original de este volcán era Hunapú. Fue nombrado por los kaqchikeles y significa “lugar de flores”.

La leyenda cuenta que los españoles estaban felices por la lluvia, mientras que los indígenas eran forzados a trabajar bajo el mal clima. Durante cinco días la lluvia no se detenía. Los nativos ancianos anunciaron que la lluvia fue ocasionada por la furia de Hunapú, quien estaba furioso observando el maltrato a su pueblo. Con palabras proféticas dijeron que un castigo vendría contra la gobernadora y sus ayudantes.

El 11 de septiembre a las tres de la mañana, lodo, agua y rocas descendieron desde el volcán, destruyendo todo a su paso.